sábado, 22 de diciembre de 2007

Navidad

_____________________*X*
____________________*Paz*
___________________*Unión*
__________________*Alegrias*
_________________*Esperanzas*
________________*Amor_Sucesos*
________________*Realizaciones*
______________*Respeto_armonía*
_____________*Salud___Solidaridad*
____________*Felicidad___Humildad*
___________*Cofraternización__Pureza*
__________*Amistad__Sabiduría_Perdón*
_________*Igualdad_Libertad_BuenaSuerte*
________*Sinceridad_Estima__Fraternidad*
_______*Equilibrio__Dignidad__Benevolencia*
______*Fé_Bondad_Paciencia_Ventura _Fuerza*
____*Tenacidad-Prosperidad___Reconocimento***
__*Son mis deseos: Feliz Navidad y Año Nuevo 2008*
___________________(¨`•.•´¨)
_________________`•.(¨`•.•´¨)
________________×`•.(¨`•.•´¨)
___________________(¨`•.•´¨). .×


Resumiendo, y como dicen por ahí: ¡FELIZ TODO!

P.D.: No, el árbol no le he hecho yo, lo he mangado vilmente de un comentario en un Fotolog...;)

jueves, 20 de diciembre de 2007

Some grey bloke



Me meo con los vídeos de este tío. Con el humor ácido que desprende y con la caricatura tan acertada que realiza de muchos de los seres solitarios que habitan la Tierra hoy en día.... Y en este caso lo hace en tan sólo 49 segundos.
Espero que os guste.
Ah! Os he puesto la traducción de lo que dice, más o menos, por si no se le entiende muy bien.
Enjoy!

Subtítulos:

El mejor sexo que he tenido en mi vida fue... hace mucho tiempo ya. Y mientras estaba pasando, probablemente estaba pensando...Esto está bien... No es genial, pero... servirá de momento. Y.. esperando que hubiera mejor sexo más tarde en mi vida. Y... no ha habido. Y eso es bastante... Eso realmente es bastante triste.... Sí.

martes, 18 de diciembre de 2007

Ejercicio nº11

"La experiencia más importante de mi vida" era el título del enunciado de esta semana... y me acabo de dar cuenta de que también es el último del curso. Así que ya podéis aplaudir, saltar y cantar de alegría: no volveréis a sufrir mis textos forzados nunca más (hasta que ahorre para el siguiente nivel...:D).

A lo que iba. Se trataba de hablar de la experiencia más importante de nuestra vida ( como se puede deducir claramente del título) pero, por razones obvias lo que vais a encontrar a continuación es una de las muchas experiencias importantes que he vivido.

Al encontrarme el enunciado, intenté encontrar LA experiencia, pero por suerte mi vida no consta de capítulos separados narrables en 30-35 líneas. Las vidas son un todo continuo y maravilloso en el que los momentos se ensartan con una delicadeza digna del mejor novelista. Pero tampoco se trataba aquí de hacer un resumen vital, con lo que lo que vais a leer narra un momento concreto que supuso un antes y un después en mi vida. Como tantos otros.

Espero que os guste.


Cuando llegué al callejón, ninguna de las puertas cerradas me daba la bienvenida. Era domingo, y puede que eso contribuyera a la sensación de abandono de la callecita, ya de por sí solitaria.
Llegaba con algo de retraso. Mi cita con Aurora era a las 4.30 y ya eran pasadas las cinco menos cuarto. Pero la calle no había sido fácil de encontrar, y llevaba dando vueltas un buen rato por aquel barrio tan desconocido, tan lejos del mío.
En aquel callejón no había nada que pareciera indicar que allí estaba el local de una asociación que trabajaba con personas con discapacidad intelectual.
Actividades de ocio y tiempo libre los domingos por la tarde, rezaba el anuncio que me había llamado la atención.
Pero nunca hubiera podido imaginar que esas pocas palabras fueran a cambiarme tanto.
Llegó por fin Aurora, acompañada de un hombre al que saludé cordialmente. Entramos en el pequeño local ( Club Noé, cómo iba yo a adivinar que ése era el nombre del sitio) y noté cómo el aire fresco del cuarto refrescaba mi cara.
Hablamos, pregunté, respondió.
Y a las cinco llegaron ellos.
Con sus sonrisas, su vocerío, sus ganas de conocerme, su inocencia.
Vi entonces que el hombre al que había saludado en un primer momento era también uno de los chicos discapacitados.
Y bailaron, y rieron y jugaron. Mientras yo lo observaba todo con la inseguridad propia del novato.
Y cuando volví a mi casa, cansada y feliz, supe que aquella tarde había sido sólo el principio de la historia más afortunada de mi vida.



P.D: Sólo por curiosidad: ¿alguno de vosotros se ha atrevido con la novela de Uhlman?

viernes, 14 de diciembre de 2007

Escalocaliente

De nuevo, un regalo de mi poeta favorito. Un escalofrío para el fin de semana. O un escalocaliente, que pega más en esta época. Una joyita consagrada por el paso del tiempo, por los ojos y las bocas de millones de lectores. Los versos que, pegados en la pared de un vagón de metro, provocaron en mi hace ya muchos años una profunda e inextinguible admiración hacia este chileno bigotudo y sonriente de nombre Mario y de apellido... ya sabéis.
Buen finde!

Corazón coraza


Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza

porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.

martes, 11 de diciembre de 2007

Ejercicio nº10

El ejercicio de hoy consistía en ponerle final a la micro novela de Fred Uhlman "Reencuentro". Así que, por si acaso os animáis a leerla (cosa que os aconsejo)(imagino que no será difícil de encontrar)(no seáis vagos, son 30 páginas) el texto de esta semana lo voy a publicar como comentario, porque si lo leéis antes de terminar la novela os la jode y perdéis el interés. Básicamente.
Así que ya tenéis trabajo para estas Navidades.
A ver si aquí voy a trabajar sólo yo...
Besossssssss!

viernes, 7 de diciembre de 2007

Puerto



I was thinking about... harbours

Una vida feliz debe tener, por lo menos, una persona-puerto.
Un lugar del que partir y al que volver cuando nos perdemos. Un lugar de referencia que nos de seguridad cuando la necesitemos.
Una persona-lugar que nos conozca mejor que nadie, que nos recuerde el camino cuando no sepamos cómo seguir.
Una persona o varias. Que en el segundo caso conformarían una luminosa cadena de puertos brillantes que darían sentido a una vida que sólo lo es por ellos.

jueves, 6 de diciembre de 2007

One word


Sí, me encanta Lisa Lavie. Así que insisto en poneros una más de sus canciones, esta vez acompañada por un tal "Airto" que ha sido también una grata sorpresa.
Espero que lo disfrutéis y que os sirva de buen comienzo musical para el puente!
Muaks!

martes, 4 de diciembre de 2007

Ejercicio nº 9

El tema de esta semana en la Escuela era el miedo. De nuevo, el requisito principal era no utilizar la palabra miedo ni ninguno de sus sinónimos, sino intentar construir el efecto a través de las palabras. Os dejo aquí mi propuesta, aunque sé que ha quedado algo típica..
Un besote!


Agazapado en la trinchera, el soldado respira agitado. Tiene los músculos del cuello tan tensos que teme que se rompan si hace algún movimiento brusco. El casco es demasiado pesado para su cabeza de niño.
El mundo parece detenido en un ocaso eterno.
El chasquido seco de las armas al cargarse le sobresalta. Pronto empezará el ataque.
Mientras espera una orden que no llega nunca, el polvo del suelo se le pega en la garganta, acentuando la sensación estropajosa de la lengua.
Nadie sabe cuándo empezará la masacre, ni cuándo acabará.
Saben, sin embargo, que su carne blanda es blanco fácil. Y que ya no pueden hacer nada por evitarlo.

martes, 27 de noviembre de 2007

Ejercicio nº 8

Esta vez, para no modificar con mi interpretación personal el enunciado de la profesora, os lo voy a poner tal cual nos lo da ella, para que podáis juzgar con más argumentos si me he ajustado o no a lo que se pedía.
De nuevo descripción, esta vez en torno al sentido del oído.
Espero vuestros comentarios!


Enunciado 8

Ruido

Dejamos ahora la descripción y vamos a trabajar con construcciones expresivas. En este caso, se trata de construir un texto donde el ruido esté presente sin mencionar en ningún momento la palabra “ruido” ni sus equivalentes semánticos (“estrépito”, “chirrido”, “sonido fuerte”, etc.). El ruido debe ser PERCEPTIBLE sin enunciarlo explícitamente. No se trata de hacer un texto donde haya muchos ruidos: describir una calle llena de coches metidos en un atasco, por ejemplo, sino de contar algo a través del ruido. El texto debe tener un sentido más allá de la construcción del mero ruido; y el ruido debe ser el elemento que mueva y construya ese sentido.


A través de la puerta entornada de su habitación, Andrés escucha el crujido de los goznes de la vieja puerta de la casa, que se cierra con un golpe seco. La suela de goma de las botas chirría a cada paso sobre el parqué mientras unos hombros torpes se chocan con las esquinas del pasillo.
Hace poco el reloj de pared de los vecinos dio las dos de la mañana.
La puerta del dormitorio de sus padres se ha cerrado con brusquedad, como empujada por un golpe de aire, y ahora las voces de la habitación de al lado llegan algo camufladas por la fina pared que separa los cuartos.
Andrés se sabe la escena:
Llegarán primero los susurros apresurados de él alternando con las contestaciones desganadas de ella. Las voces irán subiendo de volumen, hasta convertirse en una algarabía de reproches ininteligibles. Llegará luego el choque de la palma contra la mejilla, de la bota contra las costillas, de los cristales rotos contra el suelo.
Finalmente, las botas pasarán de nuevo por delante de su puerta entornada y se detendrán por un momento, dejando pasar los jadeos agitados de una garganta ronca.
Y Ángel se tapará hasta las orejas, sintiendo cada crujido de las sábanas como una traición de su coartada. Y bajo la manta esperará unos segundos que durarán horas, escuchando cómo los latidos del corazón se le salen del pecho y temiendo que él pueda escucharlos.
Y si tiene suerte, las botas se alejarán por el pasillo en la dirección opuesta a la que vinieron.
Y el portazo dejará sumida en un silencio prácticamente absoluto la vivienda, que sólo se verá interrumpido por sollozos entrecortados bajo la almohada.

viernes, 23 de noviembre de 2007

Happy


I was thinking about... wonderful friends!

Mil gracias, Larita, por tu mención en el Fotolog, es un honor!
Y de paso aprovecho para poner por aquí el regalito del fin de semana que me has recordado en el texto de tu Flog. Ya conocía el vídeo, pero imagino que algunos de los que se pasan por aquí no, así que espero alegrarles un poquito el comienzo del fin de semana.
Sin saberlo, te has convertido en la segunda colaboradora en el apartado "colaboraciones" (valga la redundancia) :) !

Thanks a lot again, darling! Mua!

martes, 20 de noviembre de 2007

Ejercicio nº 7

Cada vez se me hace más corto el intervalo entre martes y martes y, consecuentemente, cada vez se me echa más encima la resolución de los enunciados de la Escuela de Letras. Pero al final lo consigo hacer, más o menos decentemente.
La tarea de hoy consistía en hacer la descripción de un trayecto cualquiera. De nuevo, se nos pedía que initentáramos no mostrar de manera explícita la conciencia del narrador: ésta debería emerger de la descripción puramente física del trayecto.
Sigo pensando que es imposible hacer una descripción puramente física de algo y lograr transmitir un sentimiento. Es más, considero ese requisito de "objetividad" como algo inalcanzable para cualquier persona puesto que no somos objetos sino sujetos. Pero puestos a hacer un ejercicio que yo no he elegido, tengo que decir que realmente he tratado de ser lo más "objetiva" posible.
Está bien como ejercicio puramente retórico, pero se pueden contar con los dedos de una mano los autores de prestigio que hacen descripciones de este tipo en sus obras.
I'm just saying...


El vagón de metro huele a sudor antiguo y colonia recién echada a partes iguales.
Las estaciones de piedra fría se suceden tras los cristales rallados de las ventanillas. El negro de los túneles y de nuevo la claridad fría de las luces de neón. Estación, túnel. Estación. Túnel.
El roce de los vagones con las vías retumba en la oscuridad, ahogando la música en el MP3, el llanto del niño y la risa de la anciana.
En el centro del vagón, un maletín de esquinas metálicas se clava en la palma de una mano joven y blanca.
De pronto, el olor a tierra mojada de una mañana de otoño entra en el vagón. Se hace la música desde un acordeón gastado que se abre paso entre abrigos y miradas.
Y al ritmo de la música aparece por encima del maletín de las esquinas de metal una cara cansada que sonríe y la anciana ríe más fuerte y enseña los dientes y el joven apaga el MP3 y deja que los auriculares se balanceen a los dos lados de su cuello mientras tararea por lo bajo la nueva melodía.
Y el niño ya no llora, baila. Y los pies de los que le miran se mueven siguiendo su ritmo.
Y al acabar la canción, el mulato pasa el monedero y tres personas echan unos céntimos y cuando el músico abandona el escenario, un tímido aplauso va creciendo desde el fondo del vagón encendiendo sonrisas en las caras grises.
Al bajar del vagón, el artista se gira y los que están más cerca de la puerta pueden ver que hay un brillo en sus ojos que antes no estaba.
Y las puertas se cierran y el aplauso se pierde. Y el músico saca el pañuelo, se seca los ojos y se sienta a esperar al próximo tren mientras cuenta las monedas y las echa de una en una al gastado bolsillo.

lunes, 19 de noviembre de 2007

Spiderman TV


I was thinking about... toys

Es estupendo eso de que en los catálogos navideños de juguetes te ofrezcan por el módico precio de 199,95 € una pequeña tele decorada con motivos de Spiderman que lee DVDs para ponerla en el cuarto de tu hij@ pequeñ@. No sé cómo no se les había ocurrido antes. Qué es eso de comprarles a los niños juguetes con los que inventar, imaginar, construir y hablar. Para qué. Si es maravilloso eso de poder enchufarles a Spiderman TV, que les entretiene gratis y les tiene calladitos todo el tiempo que uno quiera. Si luego no hablan correctamente, tienen problemas en el colegio o son incapaces de relacionarse correctamente con los otros niños, a mí plin. Ya iré a echarle la bronca correspondiente al maestro.
Y el precio qué más da. Si el niño lo pide, habrá que dárselo, que si no seguro que luego le ocasiona un trauma infantil de esos.
Tele, juguetes con instrucciones de juego prefijadas, muñecas que hablan, mean, cantan, hablan e interactúan con el niñ@... ¡como un amigo de verdad! Qué avances estos de la ciencia.
Lo que no entiendo es que todavía no incluyan en el pack de la televisión un cerrojo a juego con el que asegurarnos de que el niño no se mueve de su cuarto en todo el día.
Habrá que sugerirlo.

viernes, 16 de noviembre de 2007

Happy ending

I was thinking about... Mika

Para empezar el fin de semana, una canción preciosa de un artista que no deja indiferente a nadie. Pero más que por la música, os pongo el vídeo por la magia que transmite. Merece la pena, os lo aseguro, aunque no os guste Mika.
Que lo disfrutéis.
Sed felices, sea lo que sea lo que entendéis por felicidad.

jueves, 15 de noviembre de 2007

Hojas


I was thinking about... autumn leaves.

Puede que un día, en mitad de un otoño perezoso y cálido que se niega a asumir su condición de estación previa al invierno, te veas sorprendida por una lluvia de hojas amarillas. Y que de repente el tiempo se detenga y ya no te importe que la mochila pese hoy un poco más que ayer, ni que tus ojos escuezan de sueño. Te paras bajo unos árboles a los que hasta entonces no habías prestado la menor atención y dejas que la lluvia de hojas te roce suavemente, mientras el viento acaricia la madera de unas ramas cada vez más desnudas.
Y entonces la brisa se para. Vuelve el ruido de los coches y te escuchas a tí misma diciendo 'Venga, vamos' a la amiga que está a tu lado y que se ha quedado igual de pasmada que tú y reanudáis la marcha hacia la puerta de tu Facultad y piensas que puede que el otoño no esté tan mal después de todo.

martes, 13 de noviembre de 2007

Ejercicio nº 6

Aquí tenéis el siguiente ejercicio del curso.
En esta ocasión se trataba de reinventar la fábula del cuervo, la zorra y el queso.
Otra vez, inspiración la justa. Cuando se me encorseta de esta manera, encuentro difícil expresarme como me gustaría y transmitir algo al lector.
Vuestras opiniones son bienvenidas, como siempre, pero reitero mi petición de que no me juzguéis por estos ejercicios semanales.... :S
Un besote!

El cuervo llevaba días vigilando la madriguera de la ardilla, que semana tras semana se iba llenando con todo tipo de víveres que el animalito estaba recolectando para poder sobrevivir en el frío invierno. El cuervo se relamía, oculto entre el follaje de los árboles, y reía para sí, pensando en el festín gratuito que se iba a dar en cuanto el pequeño roedor se despistara.
Llegó por fin la mañana en que la inocente criatura, creyendo haber almacenado suficiente comida para todo el invierno, decidió salir a dar una vuelta con sus pequeñines, momento que aprovechó el ave para colarse en el agujero y robar un pedazo de queso que guardó en su pico para transportarlo lo más lejos posible del lugar del delito.
Cuando llegó a un lugar suficientemente tranquilo, se posó en la rama de un frondoso pino y, justo cuando se disponía a depositar su mercancía en una de las ramas más anchas para poder deleitarse en el fruto de su hazaña, oyó una voz que le llamaba desde el suelo.
Aterrado ante la posibilidad de que pudiera tratarse de la ardilla reclamando lo que era suyo, el cuervo mantuvo el pico bien cerrado y miró hacia abajo. Pero lo que allí encontró no fue una ardilla, sino un pequeño zorro rojizo, que le decía con voz melosa:
-¡Buenos días, señor cuervo!¡Qué hermoso estáis hoy! ¡Destacáis sin duda sobre todas las demás aves de este bosque!¡En mi vida he visto plumaje tan brillante como el suyo!
El cuervo callaba, guardando celosamente en el pico su preciada mercancía.
- Me juego la pata trasera - continuó el zorro- a que vuestro canto también supera con creces el de cualquier otro pájaro de los alrededores.
Ante tanta adulación el cuervo fue incapaz de contenerse y se dispuso a demostrar la belleza de su voz con una serie de graznidos. Pero hete aquí que los halagos le habían nublado el entendimiento y el tesoro que había guardado con tanto mimo en la boca, cayó directamente a los pies del astuto zorro que, agarrando el suculento manjar con un rápido movimiento de su zarpa, emprendió la huida mientras gritaba:
-¡Ay de tí, ladronzuelo inexperto! ¡Harás bien en no volver a confiar en los halagos gratuitos de nadie!

domingo, 11 de noviembre de 2007

Ángeles


I was thinking about... good people

Acabo de volver del campamento en el que he estado con los chicos del voluntariado.
Han sido 3 días (todo el puente) en un albergue cerca de Urda, un pueblo de Toledo. 17 chicos y 5 voluntarios. Y una experiencia absolutamente inolvidable.
Pero no quiero ponerme a glosar aquí todo lo que hemos hecho, a dónde hemos ido, qué canciones hemos cantado (grandes canciones, por cierto :D) y todo ese tipo de cosas que harían de esta entrada una más en el apartado de crónicas. Quiero hablaros de la gente.

Como muchos sabéis, he llevado prácticamente todos los días desde este verano un cascabel al cuello que supuestamente era un llamador de ángeles, en concreto del ángel de la guarda ( creo que deberías saber que a los dos días de comprármelo me rompí el pie, pero esa es otra historia).
El caso es que el primer día en el albergue fuimos a pasear por los alrededores y, sin darme cuenta, perdí el dichoso colgante al que, a pesar de todo, tenía bastante cariño.
Perdí a mi ángel de la guarda, por lo tanto. Y en el mismo momento encontré a 21.
Os aseguro que la de este campamento ha sido la experiencia definitiva en la confirmación de mi fe en la raza humana.
Ni puedo ni quiero detallar todo lo que me ha llevado a sacar esa conclusión. Baste decir que, desde hoy, sé que por muy negras que se pongan las cosas, la cantidad de humanidad y bondad que he presenciado durante estos días me servirán como luz inextinguible y calor inagotable para seguir adelante, pase lo que pase.
Me acompañará siempre, como presencia intangible que hará innecesario cualquier tipo de cascabel, la certeza de que existen las almas nobles y de que muchas de ellas están donde menos nos atrevemos a buscarlas y la seguridad de que, mires donde mires, el mundo está lleno de ángeles.

jueves, 8 de noviembre de 2007

Tarde


I was thinking about... poets

Como tantas otras veces, la idea de hacer una foto al graffitti también llegó tarde.
Me explico: resulta que en mi barrio vive un poeta anónimo con un bote de spray rojo con el que deja retazos de poesía en las paredes.
Primero fue Amélie en la pared de la boca de Metro: "Sans toi, les émotions d'ajourd'hui ne seraient que la peau morte des émotions d'autrefois" ( sin tí, las emociones de hoy no serían más que la piel muerta de las emociones pasadas). Y todos los días, al ir a la universidad y pasar por delante, la mañana era algo menos gris porque el graffitti era la prueba definitiva de que aún quedan un par de románticos en Madrid.
Pero los empleados de la Comunidad tienen el espíritu poético bajo mínimos, con lo que a los dos meses o así el graffitti desapareció del muro que adornaba, muro bajo el cual dormía un mendigo que despertaba en mí la cursi metáfora de "dormir al calor de las palabras".
Aún así, tras esta primera derrota, mi poeta favorito no se dio por vencido, ni mucho menos. A los pocos días de que su pintada desapareciera de la pared, apareció una nueva, con el mismo color rojo sangre y la misma letra torpe: "Y al sonreír me has hecho otra vez soñar".
Y durante meses estuvo adornando el feo muro gris de una casa de viviendas, como silenciosa reivindicación del espíritu soñador que tanto hace falta.
Día tras día, cada vez que volvía de la universidad y mis ojos se paraban sobre el verso que se sabían de memoria, el sol de la tarde brillaba un poquito más.
Y siempre, la mosca detrás de la oreja. El miedo cada día de que la frase hubiera desaparecido bajo la pintura gris de algún desalmado. Y la firme decisión: Mañana traigo la cámara y lo fotografío. Claro que mis firmes decisiones tienen de firme más bien poco.
Así pasaban los días. Sin pensar en el poeta más que cuando estaba a unos pocos metros de la esquina, en la que la presencia de la frase se me antojaba necesaria para seguir respirando.
Hasta hace dos días en que la frase dejó de estar. Y mi proyecto de foto se fue al garete.
Si bien es verdad que de tanto mirarla, conservo en mi cabeza una representación absolutamente fiel de la frase que veré ya siempre en esa esquina. Por mucho que la pared se empeñe en demostrarme, con su gris terquedad, que mi poeta y sus frases ya son historia.

martes, 6 de noviembre de 2007

Ejercicio nº 5

Por fin, aunque un poco tarde, el quinto ejercicio.
Aviso: es desastroso.
Era otro ejercicio de descripción sobre una foto en concreto, que tenéis al comienzo final de la entrada. [Edición posterior: la descripción tenía que transmitir tristeza o alegría]
Mi idea era colgar la foto al final del texto para que, después de leer la descripción, compararáis el paisaje mental que os habiáis hecho con el paisaje que yo tomé como base, pero, dada mi inutilidad con los ordenadores, la colgaré al principio [ya ta, corregido ;)]. Aún así, si podéis, os recomiendo que no miréis muy atentamente la foto y hagáis ese ejercicio mental para poder luego criticarme a gusto y con buenos argumentos (que os aseguro que encontraréis).
Bueno, pues ahí va. Quede dicho que he luchado largo y tendido contra mi yo más cobarde que se empeñaba en decirme que no lo colgara para no arruinar definitivamente mi imagen de escritora decente.
En fin, a lo hecho, pecho.
Enjoy!

La madera de las barcas blancas y azules se pudre día tras día en un agua tranquila y verde. Los restos de la aldea se asoman, osados, hasta el borde mismo del mar, donde lo rodean como tentáculos, ahogando la vida en su abrazo inerte.
A lo lejos, las ruinas de una fortaleza presiden la escena desde una colina adornada con desgana por un ejército de árboles polvorientos que se ve de vez en cuando interrumpido por las ruinas de un cansado muro de piedra.
Las ventanas sin cristales de las casas cercanas a la orilla son como ojos sin vida. Su pintura blanca muestra avergonzada algunos desconchones, como marcas sin sentido en la piel de viejos lobos de mar que se pudren en tierra.
Aún queda una palmera a modo de recuerdo de la esencia tropical de la isla. Erguida con porte orgulloso sobre el paisaje de ruinas y desolación, reivindica una alegría que las piedras mudas rechazan con su obstinado silencio.
Al borde del mar, una pobre techumbre rojiza da cobijo a los últimos habitantes de la aldea que huyen del sol abrasador. Y los plásticos azules de las barcas pierden bajo su efecto poco a poco su color...

sábado, 3 de noviembre de 2007

Silent beats

I was thinking about... extraordinary good short films.

Aquí tenéis una pequeña joya que encontré hace tiempo en YouTube.

Es un corto (ganador del Princess Grace Award) sobre las primeras impresiones.
No se habla ni una sola palabra en los cinco minutos que dura; su mensaje es absolutamente universal.
Merece la pena que le echéis un vistazo y luego, si os animáis, me comentéis qué os parece. A mí me impactó muchísimo.
El título en inglés es "Silent Beats", que en español vendría a ser golpes o latidos silenciosos.
Espero que os guste.

martes, 30 de octubre de 2007

Ejercicio nº 4

Bueno, bueno. Otra vez martes.
Y aquí tenéis mi cuarto ejercicio.
Esta vez se trataba de hacer una descripción "puramente física" de un gesto ante el espejo, "eludiendo cualquier consideración reflexiva acerca de lo que se está observando". El trabajo ha resultado bastante complicado: los que ya conocéis mi forma de escribir sabréis que no me detengo demasiado en descripciones, voy más al grano, con lo que un texto exclusivamente descriptivo ha supuesto, cuanto menos, un reto.
Os dejo que juzguéis vosotros mismos el resultado. Como siempre, me encantará leer vuestros comentarios a la entrada, ya sean positivos o negativos.
Enjoy!


El perfil de Ana es claramente distinto al que dejó de recuerdo en el azogue hace unos meses.
Sus enormes ojos negros llevan tiempo ensombrecidos por ojeras ya imposibles de disimular que confieren a su mirada el aire distante y triste de quien ha vivido suficiente.
Pero el resto de su piel sigue joven, pálida, a veces casi transparente cuando alguna vena azul se pega contra la superficie.
Si se mira con atención, aún puede reconocer las marcas del bikini del verano pasado. Son, quizás, lo que menos ha cambiado desde la última vez que se atrevió a mirarse al espejo.
Los pechos, sin embargo, han duplicado su tamaño, luciendo ahora una rotunda turgencia que no deja de sorprenderle.
Y el vientre.. Sus jóvenes manos acarician esa nueva curva que se ha formado por encima del corte de sus piernas y que apenas le permite intuir el comienzo del vello púbico. Una redondez perfecta que tersa su piel haciéndola brillar con los primeros rayos de la mañana. Las manos se resisten a separarse de la novedad mientras su mirada sigue recorriendo el reflejo en busca de más cambios.
Sus brazos y piernas están claramente más robustos. Se ve más mujer.
Y sin embargo, su cara sigue siendo tan de niña.
Cuando, finalmente, sus ojos vuelven a encontrarse con los de su gemela en el espejo, no puede evitar esbozar una amarga sonrisa que acentúa aún más las sombras de su mirada. Y el segundo que dura un parpadeo es suficiente para liberar el mar agazapado tras las pestañas.

viernes, 26 de octubre de 2007

Dani vs Sergi

Tenemos por un lado a Sergi, el racista agresor del metro de Barcelona que se escuda en una supuesta borrachera para justificar la agresión a la chica (chica, vale ya de "menor", ante todo es persona) ecuatoriana.
Sergi y su estupidez llenando titulares, portadas y páginas y páginas de periódicos.

Y por el otro lado tenemos a Dani.
Valenciano, estudiante del último curso de Derecho. 23 años.
El martes, cuando iba camino de la Facultad, presenció una pelea entre un hombre y una mujer en la que ella estaba siendo agredida. Decidió intervenir, al contrario de lo que la mayoría habría(mos) hecho. Recibió un puñetazo en el cuello como recompensa a su valentía que le hizo desplomarse al suelo y golpearse la cabeza.
Dani permaneció en coma durante tres días. Y al tercero falleció. Por eso tenemos que hablar de él en pasado.
Su agresor puede que sea procesado por homicidio imprudente. Pero puede que no.

Dani y su historia no han ocupado esta semana más de media página en algún que otro periódico. Y dudo que hallan sido siquiera mencionados en los titulares televisivos.
Que alguien me explique por qué este héroe no llena las primeras páginas de los periódicos. Por qué no se difunde a bombo y platillo la noticia de que aún queda gente buena. Por qué, en definitiva, se presta más atención a la maldad que a la bondad.

Sí, está claro que el morbo vende más. Que la historia de un desgraciado es más mediática que la de un valiente.
Pero... ¿por qué?

miércoles, 24 de octubre de 2007

Regalo

I was thinking about... magic

Aquí tenéis un pequeño regalo de mí pa' vosotros. Para alegraros la semanita y hacer más llevaderos los últimos días antes del fin de semana.
El vídeo mezcla a la perfección la magia de la música con la de las sombras.
Espero que os guste.

martes, 23 de octubre de 2007

Ejercicio nº 3

Bien, aquí tenéis el segundo texto de la serie "Ejercicios". Éste es un poco distinto al anterior, ya que nos pidieron que escribiéramos una historia utilizando una lista de palabras dadas en el mismo orden en que se nos entregaban. Las palabras son grupos de dos o tres que la profesora extrajo de la página de un libro, colocando sobre ella un folio con un rectángulo recortado en el centro. En el texto que encontraréis a continuación están subrayadas, para que veáis claramente cuáles no son mis expresiones y comprendáis por qué suenan tan artificiales algunas partes del texto.
¡Que lo disfrutéis!
P.D.: Me interesan mucho vuestros comentarios al respecto así que no seáis vagos y comentadme qué os ha parecido, porfa!

Tres años después, Elisa dormía todavía. Y las noches que le dejaban, Alberto dormía a su lado con la mano metida bajo las sábanas, sintiendo ese tibio cuerpo que hacía tanto tiempo había sido suyo. A pesar de que la Elisa de la que se enamoró no tenía nada que ver con la Elisa dormida, cuando Alberto, en las noches de insomnio solitario, pasaba la cabeza por la almohada de la durmiente, seguía percibiendo ese perfume indescriptible que siempre había emanado su amada.
Esas noches sin sueño eran su peor pesadilla, cuando en el silencio del hospital revivía con los ojos abiertos esa profundidad amarilla que se le había quedado grabada en el alma el día en que Elisa cayó como muerta al suelo. Y habría sido mejor así.
Siempre había pensado que los hombres para los enfermos son como las mujeres para la mecánica: unos completos inútiles.
Y a pesar de todo, ahí seguía él todos los días, sin trabajo, sin amigos y sin familia; solo, con un dolor más profundo que toda su raza.
Desde el principio les habían dicho que la suya era una relación del todo inconsciente. A quién se le ocurría, comentaban, enamorarse de la prometida de su socio masculino. Pero el corazón de Alberto nunca entendió de negocios. Lo que sentía por Elisa era cien veces más profundo que aquello que en su día creyó sentir por las decenas de coristas mantenidas de su bolsillo que pasaron por sus sábanas.
“Coristas” las llamaba, en un guiño a su abuelo, antiguo cabaretero bonaerense y enamoradizo incorregible. Coristas devoradoras del dinero que ahorran. Coristas salvajes, tigresas de noche y damiselas de día que vuelven con el sol para que les laman las heridas.
Alberto vivió sus romances fugaces usando la presencia de su abuelo como escudo contra la conciencia. Pero en cuanto éste faltó, su modo de vida se vino abajo, como peones en un juego de ajedrez mal jugado.
Con Elisa había llegado no sólo la seguridad, sino la decencia: por fin podía salir a la calle con el espíritu limpio, libre de reproches.
Pero tres años de espera eran demasiados.
En silencio, recogió la gabardina cuidadosamente doblada sobre los brazos de la butaca y, sometiendo el clandestino sonido de sus pisadas a la censura de los calcetines, abandonó la habitación de una tal Elisa en busca de sus cabareteras.
Cuando la mujer abrió los ojos, Alberto ya no estaba allí.

viernes, 19 de octubre de 2007

Estupenda


I was thinking about.... solidarity

Claro que si yo fuera heredera de un magnate hotelero de la talla de Barron Hilton, puede que también sintiera la imperiosa necesidad de ayudar a los más necesitados.... haciendo un viaje de cinco días por Ruanda seguida de cerca por un equipo de televisión. Ahí es nada.
Y es que, qué más necesitan esos pobres negritos (que quedan tan bien en las fotos, mucho mejor que los discapacitados) que ser visitados por una celebridad del calibre de Paris. Nada. Está claro. Antes de comer, de beber, de no morir por enfermedades infecciosas plenamente superadas en el primer mundo, antes de todo eso, quieren salir en la tele con Paris Hilton.
Y yo me pregunto qué pensaran las madres de esos niños que probablemente salgan en todos y cada uno de los planos de la solidaria millonaria. Qué les importa a ellas quién sea esa rubia con cara de pato. Qué más les da que haya ahí unos hombres grabando las imágenes que luego se emitirán en todo el mundo.
Déjanos vivir nuestra vida, pensarán. Qué sabes tú de nosotros, de nuestros problemas. Qué pretendes aprender en cinco días.
Pero la omnipotente Paris no quiere aprender, ha dejado bien claro que con este viaje pretende "demostrar a la gente lo duro que trabajo".
Y es que 26 años de excesos y 23 días en la cárcel dan de sobra para ideas tan estupendas como ésta.

jueves, 18 de octubre de 2007

Lefties

I was thinking about... fruitful collaborations.

Abro con este post una nueva sección en mi blog (la segunda en muy poco tiempo, junto con la de "ejercicios"). La he llamado "colaboraciones" porque, al contrario que la coautora del texto que váis a leer, no tengo ese puntito de chispa que hace falta para poner títulos divertidos a las etiquetas.
Así que aquí lo tenéis, mi primer post conjunto con una gran bloggera, fan también de Carlos Siles, a la que recomiendo siempre que tengo oportunidad. Su blog, para los que estéis interesados es http://www.angeluxi.blogspot.com. Echadle un vistazo porque os aseguro que os váis a echar unas risas...
En cuanto al tema de la entrada, no recuerdo muy bien cómo surgió la idea del post conjunto, pero sí el momento: era por la época en que yo me sentía como un producto de una tienda de tara barata ( por mis problemas de cojera y demás) y en un comentario a una entrada mía, Angeluxi me propuso escribir una entrada conjunta. Y aquí tenéis el resultado.
Aprovecho este post para ofreceros, a todos los que tengáis algo que decir/escribir, que me enviéis vuestras ideas para que esta colaboración sea la primera de muchas más ( y lo digo en serio, me encantaría!!).
Lo dicho, pues. ¡Que la disfrutéis!

Ahí estás tú. Tienes 14 años y los 10 euros de la paga en el bolsillo. Y la puerta del Lefties se abre tentadora ante tus ojos: ¿qué puede haber mejor que encontrar jerséis, zapatos y camisetas por menos de 5€? Aún te sobrará algo para el menú del Burger...
No has entrado nunca, claro, todo lo que sabes sobre esas maravillosas tiendas te lo han contado tus amigas más guays: Tienes que ir, te dicen, es una pasada, mira, yo este vestido me lo compré por dos euros y sólo tiene aquí un descosido, ¿ves? Y ni se nota.
Y tú en la puerta, con todas esas frases en la cabeza y piensas que aquella tienda debe ser el paraíso con el que siempre has soñado: aquel en el que tu paga sirve para comprar algo más que una bolsa de patatas y una entrada de cine...
Cuando entras, por fin, necesitas un momento para entender el orden dentro del caos: por todas partes se amontonan faldas con zapatos y sujetadores. Pero pronto empiezas a hacer lo que hacemos todos en ambientes desconocidos: sigues a la manada.
Así que revuelves en todos los montones, te pegas con quien haya que pegarse, y llegas a la cola de los probadores con un montón de ropa que apenas deja ver tus ojos llenos de avaricia.
Te pruebas camisetas, vestidos, cinturones, pantalones.. cosas que en otras circunstancias habrías pasado por alto, pero es que son tan baratas...
Te decides, por fin, por un par de prendas que más o menos cuadran con tu presupuesto (prescindiendo ya de la merienda en el Burger). Y entonces llega la conciencia: revisas la ropa por todas partes, porque algún fallo tiene que tener, si no no estaría en la tienda...
Pero no. Y entonces caes en la cuenta: la ropa que te estás comprando es la que nadie quiso en un primer momento, la que sobró de las tiendas porque no era suficientemente... ¿estilosa?¿moderna?
Total, que haces la cola de la caja dubitativa, pero al llegar ves que encima te regalan un brillo de labios, o una sombra de ojos (¿tóxica?¿pasada de moda?) y todas tus dudas desaparecen...
Pero también puede ser que seas de las desheredadas. Las parias del patio del recreo, que nunca encuentran nada, pero nada de nada, y al final tienen que terminar comprándose los pantalones en el Zara de niños, con ese espacio para el paquetillo, que evidencia claramente que además están diseñados para un chico.
Nada más entrar, ya percibes el tufillo a humanidad. No quieres ni pensar en cómo tienen que oler los probadores, con toda esa gente quitándose los zapatos. No estás en tu momento más tolerante respecto a las pequeñas miserias de la humanidad, precisamente.Además, sabes que no vas a encontrar nada y que, a la primera de cambio, claudicarás, volviendo a casa con la cabeza gacha, y teniendo que ir a clase al día siguiente con tus pantalones de tío.
Nada te queda bien. Toda la ropa es una "baba". Te marea la música machacona, la estridencia de los colores. A veces entrar en el Stradivarius o el Lefties es como entrar en el local bakala más chungo, o como poner un pie en la antesala del infierno.
Pero, ¿y cómo asumir la derrota?, ¿por qué otras sí y tú no? Debes de ser una impedida del mundillo de los saldos. Mientras que otras parece que tienen un radar para cosillas que dan el pego, tú no haces más que dar vueltas, sin rumbo, por la tienda, tropezando con la ropa tirada por el suelo, y maldiciendo la talla 36.
No, si al final va a resultar que estás hecha para vestirte con ropa de firma, no te fastidia...

martes, 16 de octubre de 2007

Ejercicio nº 2

Dado que el primer ejercicio fue un fracaso creativo monumental, paso directamente a presentaros el segundo texto. El enunciado de esta semana pedía que representáramos una escena en la que una persona se vestía a oscuras. Y esta es mi propuesta. Como siempre, agradezco el feedback sincero!
Enjoy!
P.D.: Estos textos no tendrán título porque no son relatos inventados libremente por mí y les falta, por tanto el componente de unión sentimental que me permitiría darles un nombre apropiado.
P.D.2: Mil gracias por los comentarios y el apoyo, espero estar a la altura!
_________________

La persiana está bajada. Es fácil saberlo porque los sonidos de la calle, tan sólo dos pisos más abajo, se escuchan lejanos.

El despertador ha sonado hace tiempo y, con esfuerzo, me decido a levantarme. Hace calor, demasiado. La costumbre de dormir desnuda me ha salvado, una vez más, de morir por asfixia.

El tacto de mis pies contra el frío suelo me consuela. Una décima parte de mi cuerpo vuelve a tener temperatura humana.

Hoy hará calor. Todo el día. Así que busco en la zona derecha de mi armario, la zona de la ropa de verano. Paso los dedos por los suaves vestidos de lino, transparentes, dicen. A continuación, algunos pantalones de algodón, clasificados por colores. Los de la derecha más claros que los de la izquierda. Voy palpando las indicaciones de las etiquetas: falda rosa, camisa azul, pantalón blanco.

Siempre me gustó la combinación del blanco y el azul.

Me decido.

Es complicado, pero el tiempo a oscuras ha agudizado mis sentidos y ya apenas me confundo de pernera.

La tela de los pantalones se desliza, amable, por mi piel recalentada. Carlos dice que me sientan muy bien.

Antes de ponerme la camisa, la censura del sujetador. Sé que la azul se transparenta mucho.

El cierre del sujetador fue lo que más me costó al principio, pero después de tanto tiempo ya no se me resiste. Noto cómo los aros se me clavan bajo el pecho y escucho la voz de mi madre: deberías quitárselos, he leído que favorecen el cáncer de mama.

Ojalá pudiera hacerlo.

En cuanto me abrocho la camisa, siento cómo mi transpiración aumenta. Sé que se empiezan a notar pequeñas marcas oscuras bajo las axilas, justo donde la tela se pega a mi piel.

Abro la persiana y el calor que baña mis mejillas me indica que ya ha salido el sol.

Ojalá pudiera verlo.

domingo, 14 de octubre de 2007

"Es que...."


I was thinking about... how to apologize
Lo juro, es la última vez que dejo pasar tanto tiempo entre dos entradas.
Ahora viene el "es que" de rigor: la cosa es que el comienzo de las clases, a pesar de que no está siendo excesivamente duro, lleva su tiempo (sobre todo en cuanto a organización); a eso se le suma el que tengo que preparar las clases de inglés que les estoy dando a dos compañeras mías, la atención a mi abuela (que normalmente corre a cargo de mi madre pero que, como está coja perdida -sí, es cosa de familia- me tengo que encargar yo), más la compra de regalos de la mitad del mundo que cumple años en Octubre etc etc. Y la Escuela de Letras.
Resulta que a través de Javi he conocido unos cursos on-line sobre escritura creativa que imparte esta institución y me he apuntado. Lo cual implica el compromiso de escribir un texto con tema predeterminado una vez a la semana. Una obligación más, por lo tanto.
Por cierto, hablando de la Escuela, he pensado que a lo mejor os interesa leer los ejercicios semanales que tengo que hacer. Son pequeños textos de ficción en torno a un tema que propone la profesora. El de la semana pasada fue, por ejemplo, describir un sueño mientras ocurre. Pensé postear el texto sin más, para darle un toque de ficción a este espacio, pero creo que debería consultároslo antes. Si os parece bien, publicaré los ejercicios cada martes por la tarde, siempre con la cabecera "Ejercicio" y el número correspondiente para que aquellos a los que no os interese no los leáis. Bueno, lo dicho, que espero vuestras respuestas. En caso de no recibir ninguna, obviamente, no publicaré nada ( no es una amenaza, tampoco son gran cosa..).
Ah, y una última cosa: hoy es el concierto de Carlos Siles!!! Espero que todos los que podáis os paséis por la Sala Clamores a las 21.30, seguro que va a merecer la pena!!
Ya termino por hoy. Prometo mantener el espacio más actualizado de ahora en adelante, una vez superado el shock del comienzo de las clases.
¡Un besote!

sábado, 6 de octubre de 2007

Madrid

I was thinking about... the best music to fall in love with Madrid again and again.

Es fin de semana, e incluso los bloggeros (qué palabra tan fea) serios y responsables como una servidora tienen derecho a vacaciones. Aún así, me acuerdo de vosotros y como sé que os habéis portado bien esta primera semana de Octubre, os dejo un regalito para los oídos.
Sé que Sabina es controvertido como persona y como músico, pero es indiscutible como poeta. Así que aquí lo tenéis, la mejor canción de amor jamás escrita a nuestra ciudad.
Enjoy your weekend!

Yo me bajo en Atocha- Joaquín Sabina

Con su boina calada, con sus guantes de seda,
su sirena varada, sus fiestas de guardar,
su vuelva usted mañana, su salvese quien pueda,.
Su partidita de mus, su fulanita de tal.

Con su todo es ahora, con su nada es eterno,
con su rap y su chotis, con su okupa y su skin,
aunque muera el verano y tenga prisa el invierno
la primavera sabe que la espero en Madrid.

Con su otoño Velázquez, con su Torre Picasso,
su santo y su torero, su Atleti, su Borbón,
sus gordas de Botero, sus hoteles de paso,
Su taleguito de hash, sus abuelitos al sol.

Con su hoguera de nieve, su verbena y su duelo,
su dieciocho de julio, su catorce de abril.
A mitad de camino entre el infierno y el cielo...
yo me bajo en Atocha, yo me quedo en Madrid.

Aunque la noche delire como un pájaro en llamas,
aunque no dé a la gloria la Puerta de Alcalá,
aunque la maja desnuda cobre quince y la cama,
aunque la maja vestida no se deje besar,
"Pasarelas Cibeles", cárcel de Yeserías,
Puente de los Franceses, tascas de Chamberí,
ya no sueña aquel niño que soñó que escribía,
Corazón de María, no me dejes así...

Corte de los Milagros, Virgen de la Almudena,
chabolas de uralita, Palacio de Cristal,
con su "no pasarán" con sus "vivan las caenas",
su cementerio civil, su banda municipal.

He llorado en Venecia,
me he perdido en Manhattan,
he crecido en La Habana, he sido un paria en París,
México me atormenta, Buenos Aires me mata,
pero siempre hay un tren
que desemboca en Madrid.

Pero siempre hay un niño que envejece en Madrid,
pero siempre hay un coche que derrapa en Madrid,
pero siempre hay un fuego que se enciende en Madrid,
pero siempre hay un barco que naufraga en Madrid,
pero siempre hay un sueño que despierta en Madrid,
pero siempre hay un vuelo de regreso a Madrid.

viernes, 5 de octubre de 2007

Amor

I was thinking about... weddings

Para hoy os tengo preparado otro pedacito de realidad para hacerle competencia a la ficción:

Empezaré por el principio.Un matrimonio tiene dos hijas. Pongamos que las niñas se llaman Ana y Carmen. Sus padres, por la razón que sea, no pueden hacerse cargo de las dos y dan a Ana en adopción. Las dos niñas crecen sin saber de la existencia de la otra, sintiéndose hijas únicas.
Ana (o Carmen) descubre, llegado un momento de su adolescencia, que no se siente mujer. Y decide cambiarse de sexo.
Pasados unos años, las dos hermanas (ahora hombre y mujer) se conocen. Y se enamoran. Y deciden casarse.
Pero héte aquí que, cuando el funcionario del Registro Civil va a inscribirlas como matrimonio, descubre que son hijas de la misma madre biológica y, dado que el artículo 47 del Código Civil prohíbe el matrimonio entre parientes en línea recta por consanguinidad o adopción, un fiscal ha considerado ahora que el matrimonio, que fue llevado a cabo por las interesadas siendo ya conscientes de su situación, debe de ser anulado..

Y ahora pregunto yo: ya sabemos que esta decisión es legalmente justa, pero.. ¿es humanamente razonable?

jueves, 4 de octubre de 2007

Chicle

I was thinking about... how tired I'm feeling.

Es una sensación extraña. Como si reaccionara unos cuantos segundos tarde ante cualquier estímulo exterior.
Como el chicle al que hay que convencer con la lengua para que se separe de los dientes, estos días de universidad tiran de mí y siento que me cuesta horrores responder. Las asignaturas me parecen, como mucho, la mitad de interesantes que las del año pasado y sólo la perspectiva de tener que trabajar como lo hice el último curso me cierra los párpados y me pega irremediablemente al sofá.
Imagino que se me pasará en cuanto llevemos un par de semanas de clase, pero ahora mismo siento cómo mi cuerpo (defectuoso todavía) protesta cuando le obligo a levantarse cada mañana al ritmo del politono de la 20th Century Fox (lo sé, demasiado friki para ser cierto...).
Todavía tengo que hacer las paces con mi pierna... y con el resto de mí.
Parece que últimamente no estoy a gusto conmigo misma,
no reconozco ( o no quiero reconocer) mi propio reflejo ante el espejo...
Será cuestión de tiempo.

miércoles, 3 de octubre de 2007

Monjas


I was thinking about... life's contradictions

Atención amantes de todo tipo de relatos fantásticos y/o surrealistas:
Os comunico que, definitivamente, la realidad se ha mostrado superior a la ficción.

Y no lo digo sólo por decirlo (que podría, dado mi historial de experiencias surrealistas) sino porque ayer, en la página del 20 Minutos, leí una historia que terminó de confirmar mi teoría:
En un convento de monjas clarisas en Italia tres hermanas dieron una paliza a la madre superiora "porque la vida dispersa de ésta les impedía concentrarse". Tal fue la paliza, que la monja tuvo que acudir al hospital para que le trataran diversas heridas.
Pa' que vuelvas.
Y nada de respetar al prójimo ni quererlo más que a uno mismo ni nada de eso. Me molesta, me la cargo. Y problema resuelto.

El caso es que el arzobispado está intentando echar a las monjas del convento porque tiene intención de cerrarlo. Dos de las tres agresoras ya se han ido por su propia voluntad pero una tercera, que lleva ya 44 años en el convento, se niega a marcharse. La cosa está chunga, viene a decir el artículo, porque es imposible negociar con ella ya que se niega a romper su voto de silencio.

Hay que joderse.

lunes, 1 de octubre de 2007

Lisa Lavie (extraordinaria)


Aquí os dejo un pedacito de sueño, de una voz de negra en un cuerpo de blanca. Una muestra (extraordinaria) de la marea de personas que buscan algún día arañar la playa del éxito.
Juzgad vosotros mismos. Yo sólo soy la mensajera.

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Lágrimas

I was thinking about... crying

María no llora en las pelis. Como diría Javi, es un dogma de fe.

Pero siempre hay excepciones, y de vez en cuando alguna me hace llorar a moco tendido. Ejemplo de ello son Ice Age, La lengua de las mariposas y, desde hoy, aunque no sea una peli, el último capítulo de la primera temporada de Kyle XY.

Hasta hoy, no entendía por qué no lloraba con películas como Yo soy Sam o Moulin Rouge( por lo general pelis que la gente acompaña con un buen paquete de clínex). No es que no me emocione, pero nunca llego al punto de derramar la primera lágrima.
Y hoy he descubierto el por qué.
La clave está en las despedidas.
Es lo único que me emociona.
Me deprime, de hecho.

Me pasa también en mi vida diaria: no suelo llorar con frecuencia, pero como se acerque el momento de despedirse (hablo de grandes despedidas; de adioses, no de hasta luegos) se me humedecen los ojos sin poder evitarlo y derramo una lágrima tras otra hasta que me duele la cabeza...
Así que será cuestión de empezar a ir al psicoanalista para que descubra si escondo algún trauma de infancia relacionado con las despedidas, porque no encuentro ninguna explicación racional.
Y si eso no funciona, seguiremos con sesiones de hipnosis, espiritismo y danza del vientre.
A ver qué pasa.

sábado, 22 de septiembre de 2007

Night on Earth


I was thinking about.... special films

De vez en cuando la vida... nos besa en la boca (lo siento, todavía tardaré un tiempo en "desserratizarme") y nos regala historias buenas, tiernas, humanas, que nos recuerdan que el cine es, a parte de una industria poderosísima, un medio inigualable de difusión de sueños y metáforas.
Ayer tocó noche de cine.
Identity (por fin, tras varios intentos infructuosos de Jules) y Night on Earth o Noche en la Tierra.
Identity es, claramente, una gran película. Sobre todo por su final sorprendente y por la gran calidad de sus actores.
Pero Night on Earth es otra historia. En realidad son otras cinco historias que se suceden paralelamente en cinco sitios tan diferentes como Los Angeles, Nueva York, París, Roma o Helsinki.
La película tiene ya sus años, pero no se le notan. Ahí radica, principalmente, la diferencia entre una buena peli y otra mediocre: la buena nunca se ve "pasada de moda".
El caso es que, durante aproximadamente una hora y media, el director, acompañado por el maravilloso reparto que pone cara a unos personajes inolvidables, te transporta en taxi de una ciudad a otra, de un continente a otro, de un idioma a otro para demostrar, al final, que hablemos como hablemos y circulemos como circulemos, en el fondo somos todos personas que sufren, ríen, lloran y aman con distintas palabras pero con el mismo fondo.
Sin duda, recomendable para todos los que han perdido la fe en la Humanidad y en la grandeza de las pequeñas historias.

miércoles, 19 de septiembre de 2007

¡Qué grandes!


I was thinking about... yesterday's unforgettable concert

Ha merecido la pena.
La bronca de mi madre por querer ir a EL concierto el mismo día en que me quitaban la escayola, el dolor de la pierna mientras aguantaba en pie como una valiente durante dos horas y media, el frío posterior mientras buscábamos un taxi por las calles desiertas (y heladas) de Madrid y confundíamos las luces verdes de los semáforos con los pilotitos de "libre" de los taxis.
Ha merecido la pena porque, si Serrat y Sabina ya son grandes por separado, juntos son insuperables.

Durante tres horas nos estuvieron deleitando con todas las grandes canciones de su repertorio (aunque, sorprendentemente, faltó "Pongamos que hablo de Madrid").
Las que cantaron solos: tremendas; las que cantaron juntos: brutales.
Y el público dándolo todo, vibrando con estos dos pedazo de artistas que no dejaron de sonreír en toda la noche, mientras se comían el escenario.

Muy grandes, no se me ocurren mejores palabras para describirlos.

Son grandes porque se entregan. Grandes por sus voces y por sus letras. Grandes por sus sonrisas, por sus almas de artistas. Grandes por los versos que nos regalaban entre canción y canción. Grandes porque, a pesar de los años que han pasado, sus letras aún nos tocan la fibra sensible (lo bueno mejora con el tiempo) y nos hacen llorar, reír y cantar a voz en grito hasta quedarnos absoluta y felizmente afónicos.

Gracias, Serrat. Gracias, Sabina. Pero sobre todo, gracias Nano y Joaquín.

lunes, 17 de septiembre de 2007

Tortuga


I was thinking about... the way we protect ourselves from getting hurt

Lo bueno que tienen los caparazones es que te permiten aislarte del mundo real y, además, protegerte del posible daño que cualquiera puede hacerte.
Construimos caparazones automáticamente, es puro instinto de supervivencia, pero es importante saber cuándo ha llegado el momento de dejarnos de excusas y de atrevernos a vivir a pecho descubierto.
Tiene sus riesgos, claro, pero la vida no es vida sin heridas ni cicatrices.

viernes, 14 de septiembre de 2007

Complejo

I was thinking about.... our self-image

Es raro encontrar a una persona sin complejos. Todo el mundo es consciente de sus defectos, la diferencia está en la forma en que éstos nos afectan en la vida diaria.
Seamos sinceros: prácticamente nadie está 100 % seguro de su físico. No hay un canon universal de belleza (gracias a Dios), hay quien prefiere a los altos, hay quien los prefiere de bolsillo, hay quien los prefiere morenos, a quien le gustan más rubios... Pero el gustar o no gustar es algo absolutamente secundario: hace un tiempo aprendí que si uno se siente a gusto con lo que tiene conseguirá que los demás también se sientan a gusto y disfruten con su compañía.
Y otra verdad de la que me he dado cuenta hace relativamente poco es que el aspecto físico de una persona deja de importar al minuto de conocerla: conozco personas objetivamente muy guapas (rasgos proporcionados, ojos bonitos...) que luego resultan, bien por su prepotencia, bien por su sosería, muy poco atractivas.
En cambio hay personas que, una vez abren la boca, provocan el rendimiento incondicional de todos los que les escuchan, sin necesidad de ser físicamente atractivos.
Para mí es mucho más importante lo que hay dentro que el envoltorio. En todos los aspectos.
Y he descubierto lo maravilloso que es atreverse a conocer a personas cuyo aspecto físico (vestimenta, "primeras impresiones"...) en principio podría echarnos para atrás.

Todo esto viene al caso de una conversación que tuve hace unos días con Philip en la que me dijo que creía que yo no tenía complejos.
Me chocó, en principio, porque siempre he sido perfectamente consciente de mis defectos (tanto físicos como personales) pero pensándolo detenidamente, creo que, efectivamente, no les he dado tanta importancia como para convertirlos en dueños de mi conducta, en "complejos".
....
Os juro que mi intención era terminar la entrada de forma redonda, pero llevo 15 minutos initentando aislar a mi madre preguntandome lo que quiero echar a lavar, a Javi narrándome el suicidio de su móvil y a Santi comentando mis fotos de Marbella (todas ellas conversaciones muy absorventes) y me confieso, definitivamente, desbordada. Así que ahí dejo el proyecto de lo que pudo haber sido un gran texto... Enjoy!



martes, 11 de septiembre de 2007

Géminis


I was thinking about... my "dark side"

Lo confieso: tengo un (gran) lado hortera / macarra.
Siempre lo he intuido, pero cuando el otro día Lara me enseñó el hit del verano en Alemania (se llama "Vayamos compañeros"...) y empecé a bailarlo felizmente, me plateé seriamente dar de alta a mi otro yo de manera definitiva.
Así que creo que ha llegado el momento de presentar al mundo mi lado oculto (aunque a veces no demasiado):
A mi lado oculto le encantan el reggaeton, Carlos Baute y David Bisbal.
Le gustan los chicos con pendiente, ir con la música a tope en el coche con las ventanillas bajadas ("haciendo el portugués") y los piercings en el ombligo.
Mi lado hortera sueña con tatuajes, gafas de sol macarras, chupas de cuero, motos potentes y noches de juerga en Ibiza...
Y la verdad, es que cada vez la cosa se está poniendo más "fifty-fifty" así que no descarto nada en los próximos meses.
En cambio el lado que más muestro es el de la chica responsable, voluntaria, tranquila.. que es, o ha sido hasta ahora, la parte predominante.

De momento sólo queda esperar a ver cual de las dos Marías es más fuerte, o si lo llega a ser alguna....
... Es tan divertido ser Géminis..

domingo, 9 de septiembre de 2007

"My first crush"


I was thinking about... love

Es bella la capacidad de sentir un amor inabarcable por alguien con el que puede que no hayas cruzado más de una palabra.
Este corto tan sencillo habla de eso, de los primeros amores, esos que no se olvidan y para los que siempre se guarda un pequeño rinconcito en el corazón, por mucho tiempo que pase.
En este caso, los dibujos simplemente ilustran de manera un tanto naïve unas palabras que son el verdadero eje del vídeo.
Siento que no tenga subtítulos, pero espero que se entienda más o menos bien...
Merece la pena.

viernes, 7 de septiembre de 2007

ITV

I was thinking about... privileges

Visto lo visto, asumo (ya tranquilamente) mi condición de coja.
Porque, a pesar de la putada que supone no poder recorrer distancias largas sin convertirte en un charco humano, ni poder subir escaleras sin miedo a romperte la nuca, llevar escayola mola. Sobre todo si se lleva con falda, para que se vea.
Al menos en eso tuvieron piedad los de urgencias, porque sólo faltaba que me hubieran puesto escayola hasta el tobillo, para no poder fardar a gusto. No señor, aunque sólo me haya roto un dedo, la venda hasta la rodilla.
¿Que por qué mola?
Porque de repente te abren la puerta señoras y caballeros, ancianos y niños. Porque puedes cruzar una calle sin paso de cebra y los conductores se pararán amablemente a tu paso y, sonrientes, te indicarán con la mano que puedes pasar, pero sin prisas.
Llevar escayola mola porque en los restaurantes te puedes saltar la cola si la hay y los camareros te ayudan a sentarte en la silla.
Mola porque como llevar bolso con muletas es incómodo puedes endiñárselo a tus amigos (que pronto serán canonizados por aguantar todos tus caprichos de inválida) y ellos nunca protestarán.
Pero sobre todo mola, porque desde que llevo escayola soy la estrella del barrio: los vecinos con los que me cruzo, con los que normalmente no paso de un amable "buenos días", me preguntan consternados que qué me ha pasado, me animan llamándole putada a mi mala suerte y ese tipo de cosas.
...
Otra tía mía (es que las elegí sabias) me dice que lo que me pasa es que a los 20 se acaba la garantía y ya toca pasar la ITV.
Va a ser eso...

jueves, 6 de septiembre de 2007

Yo quiero vivir... ¡y comer jamón!


Otra de las canciones de mi verano, absolutamente distinta a la de Mika, pero también super optimista. Destaco sobre todo una estrofa, la final, aunque claramente lo importante de esta canción es el ritmo y el ambiente que transmite; deja a un lado la letra para subirte el ánimo sin necesidad de pensar, sólo dejándote llevar...
Enjoy!

Bebe y Los Delinqüentes - Después
....
(mi estrofa favorita)
Después de un largo tiempo escondío

Todo oscuro con hambre y muerto de frío
Sin nada que hacer tan solo esperar
Busco libertad amigo mío tengo que volar

lunes, 3 de septiembre de 2007

Filosofía y música

I was thinking about... the best way to deal with my actual situation

Y como tantas otras veces, la música acude en mi ayuda.
Me vienen a la cabeza los buenos ratos que he vivido este verano y que, de alguna forma, ponían el contrapunto divertido a mi cojera; entre ellos la noche en La Papardella (:D), los viajes en coche con la música a tope, los momentos de pavo con mi prima favorita...
En fin, y en casi cualquier momento, la canción de este verano marbellí (herencia del Interrail de Ana y Ro):

Take it easy - Mika

Took a ride to the end of the lane

Where no one ever goes.
Ended up on a broken train with nobody I know.
But the pain and the longing's the same.
When you're dying
Now I’m lost and I’m screaming for help alone.

Relax, take it easy
For there is nothing that we can't do.
Relax, take it easy
Blame it on me or blame it on you.

It’s as if I’m scared.
It’s as if I’m terrified.
It’s as if I'm scared.
It’s as if I’m playing with fire.
Scared.
It’s as if I’m terrified.
Are you scared?
Are we playing with fire?

Relax
(Love) There is an answer to the darkest times.
It’s clear we don’t understand it, but the last thing on my mind
Is to leave you.
I believe that we’re in this together.
Don’t scream – there are so many roads left.

Relax, take it easy
For there is nothing that we can't do.
Relax, take it easy
Blame it on me or blame it on you.

Relax, take it easy
For there is nothing that we can't do.
Relax, take it easy
Blame it on me or blame it on you.

Relax, take it easy
For there is nothing that we can't do.
Relax, take it easy
Blame it on me or blame it on you.

Relax, take it easy
For there is nothing that we can't do.
Relax, take it easy
Blame it on me or blame it on you.

It’s as if I’m scared.
It’s as if I’m terrified.
It’s as if I'm scared.
It’s as if I’m playing with fire.
(Relax)
Scared.
It’s as if I’m terrified.
Are you scared?
Are we playing with fire?

Relax
Relax

.. La filosofía de vida ideal cuando tu momento favorito de todo el verano se va al garete por algo de lo que no puedes culpar a nadie, ni siquiera a tí misma.
Así que propongo que esta canción sea el nuevo himno de los estresados/agobiados; la fórmula mágica para sobrellevar con buena filosofía (y música) las pequeñas putadillas del día a día.

P.D.: Esta entrada va dedicada con amor, a todos los que estéis sudando tinta para sacaros las asignaturas en septiembre: ¡Ánimo y a por todas!

sábado, 1 de septiembre de 2007

Gafe

I was thinking about... bad luck

Si seguís más o menos frecuentemente este blog y/o leiáis el anterior sabréis que siempre me he considerado una persona afortunada.
Hasta este verano.
No es que haya sido un verano malo. No. Simplemente se han alineado los astros de tal forma que no he podido disfrutar de la playa más que cuatro días y, consecuentemente, vuelvo de Marbella con mi color de piel blanco leche habitual(preferiría otra metáfora, ya lo sabéis, pero es la más expresiva).
El caso es que volví de Valladolid con los ojos malos, así que fui al oculista que me recetó un tratamiento de un mes, con lo cual ya podía olvidarme de bañarme viendo lo que pisaba (no podía usar lentillas) y ese tipo de cosas. Vale. Asumido. Salgo por las noches (aunque debería decir noche) con gafas, no me puedo pintar los ojos, pero me dan un aire intelectual que, quién sabe...
Día 4:
María tirada en una playa borrosa. Lleva días sintiendo dolores en el pie izquierdo. Tendinitis supone. Es el primer día que se pone a tomar el sol en serio, para no parecer la alumna sueca de intercambio al lado de sus amigos/prima que ya tienen un color de piel negro congoleño.
María se torra a la media hora, a pesar de que el sol de las 5 de la tarde no es tan fuerte. Así que decide ir a darse un baño. La arena arde, abrasa, así que María corre como puede, con el pie chungo, y a la primera zancada un chasquido de hueso roto marca el fin de las vacaciones.

Total, que llevo desde el 14 de Agosto (martes 14, para más señas) en una casa al lado del mar sin poder bañarme y con una escayola hasta la rodilla, levantándome, además, cada ocho horas para echarme los jodidos colirios que primero pican y luego dejan un regusto a pomelo verde al fondo de la garganta (sí, parecen la fantasía de un torturador chino).

Quienes me conocéis sabéis lo importante que es para mí el veranito en Marbella; ya sé que a los que no habéis estado allí al pensar en la Costa del Sol os vendrán a la cabeza palabras como "corrupción", "Julián Muñoz" y "Jesús Gil". Pero Marbella (como zona) es mucho más que alcaldes corruptos y urbanismo descontrolado: es, ante todo, un paraíso en cuanto a clima se refiere, con una gente simpatiquísima y un mar increíblemente fresco y algo salvaje de tarde en tarde.
En fin, todo eso (y la noche, la noche marbellí también) me lo he perdido casi por completo este año, por una "fractura en la cabeza del segundo metatarsiano del pie izquierdo".
A tomar por culo la playa, la marca del biquini, los partidos de volley-playa y las juergas hasta las tantas.
Pero les he hecho prometer (a Mary y a Ro, animadoras socioculturales de discapacitados físicos...:P) que volveremos, por lo menos, un fin de semana de Septiembre.
En plan venganza.

P.D.: El mejor consuelo de todos los que me han dado en estos días ha sido el de mi tía Mariajo: "Tómatelo como una lección del destino, para demostrarnos lo frágiles que somos"
...
Pues eso.

miércoles, 8 de agosto de 2007

Benedetti

I was thinking about... poems and goodbyes...

Como la cosa va de despedidas (aunque sean temporales) os dejo por aquí un poema del maestro Benedetti, claramente mi poeta favorito.
¡Disfrutadlo!
Nos leemos a finales de Agosto...

Chau número tres

Te dejo con tu vida
tu trabajo
tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres.

Sembrando tu confianza
te dejo junto al mundo
derrotando imposibles
segura sin seguro.

Te dejo frente al mar
descifrándote sola
sin mi pregunta a ciegas
sin mi respuesta rota.

Te dejo sin mis dudas
pobres y malheridas
sin mis inmadureces
sin mi veteranía.

Pero tampoco creas
a pie juntillas todo
no creas nunca creas
este falso abandono.

Estaré donde menos
lo esperes
por ejemplo
en un árbol añoso
de oscuros cabeceos.

Estaré en un lejano
horizonte sin horas
en la huella del tacto
en tu sombra y mi sombra.

Estaré repartido
en cuatro o cinco pibes
de esos que vos mirás
y enseguida te siguen.

Y ojalá pueda estar
de tu sueño en la red
esperando tus ojos
y mirándote.

viernes, 27 de julio de 2007

Ausencias

I was thinking about... the ones I'm going to miss these holidays...

Las ausencias en vacaciones son perdonables, casi inevitables cuando vives en Madrid. Se asumen con la tranquilidad de algo que se sabe temporal, no definitivo. Pero hay otro tipo de ausencias, aquellas que han llegado sin que nos demos cuenta, tendiendo un velo de indiferencia entre nosotros y personas que puede que veamos todos los días pero que son, de alguna forma, ignorados.

[Mei me ha dejado el legado de terminarle y publicarle esta entrada del borrador, ya que se va mañana a Valladolid y entre maletas y preparativos no va a llegar a terminarla.]

Solemos asumir con tranquilidad la distancia que demasiadas veces se forma entre nosotros y aquellas personas que solíamos conocer. Muchas veces vemos inconscientemente ir a la deriva los lazos que nos unían con ellas sin que podamos impedirlo. Cuando finalmente los enfocamos con nuestra vista nos resulta asombroso ver la distancia formada y nos atraviesa una sensación similar a cuando en pleno frío invernal nos sentamos en una parada de autobús y nos ponemos a recordar, nostálgicos e incrédulos, que en esa parada nos solíamos achicharrar pocos meses atrás. Y casi nos resulta extraño, difícil de creer cómo han cambiado las cosas, qué poco tiempo ha pasado. Pero al final, nunca nos detenemos en ese pensamiento y seguimos siempre con nuestro camino.

Que paséis unas buenas vacaciones vayáis a donde vayáis.


Mei y Phil

sábado, 14 de julio de 2007

Eufemismos

I was thinking about... the meaning of words

Me encanta que los 40 grados a la sombra que estamos viviendo estos días sean temperaturas cálidas.
Me fascina que los negros sean morenos, los pobres, desfavorecidos; que la destrucción del planeta se llame calentamiento global.
Me asombra que los civiles muertos en cualquier guerra sean daños colaterales; que los países sometidos a una dictadura férrea sean países sin libertad de expresión.
Me llama la atención que la vivienda protegida (financiada por el Estado) haya que pagarla, al igual que el transporte público.

En fin, vuelvo a mis ideales utópicos, imagino, pero estamos últimamente tan empeñados en ocultar la verdad con palabras políticamente correctas, que no nos preocupamos de entender su significado más profundo, lo que verdaderamente quieren decir.

Será que nunca se me dio bien captar segundas intenciones...